30 ANIVERSARIO AUTO-REAL MOLDEAZUL VILLARREAL CF: “UN ASCENSO HISTÓRICO”

30 ANIVERSARIO AUTO-REAL MOLDEAZUL VILLARREAL CF: “UN ASCENSO HISTÓRICO”

Empezamos la segunda parte de la historia de los 30 años de Auto-Real MoldeAzul Villarreal CF en la temporada 2002/2003, aquí tenemos que hacer una parada obligada, para repasar el histórico ascenso a la 2 División “A”.  Una cita tan importante para el club tenía que ser contada por sus propios protagonistas, por eso nosotros hemos logrado reunir hasta siete héroes que formaron parte de aquel histórico equipo: Ramiro Flor (entonces presidente del club), Juan Antonio Endrino (entonces entrenador), Luis Andreu, Amancio Endrino, Alex Cabrera, Manu Martín y Diego García (jugadores que formaron parte de aquella plantilla). También hemos hablado con el periodista Miguel Batalla (actualmente en Radio Vila-real) y que cubrió aquella temporada la información de Auto-Real para el Periódico Mediterráneo.

Comenzamos por el principio. Una temporada antes, la campaña 2001/2002, la entidad vila-realense firmaba un convenio de filialidad con Club Macer Playas de Castellón, pasándose a llamar Auto-Real Playas de Castellón “B”. Ese primer curso que ya fue muy fructífero, empezó a colocar los cimientos de la temporada siguiente, la histórica temporada del ascenso.

Arriba de izquierda a derecha: Jorge Mompó (segundo entrenador) Juanan, Jorge Pellicer, Manu Martín, Diego García, Juanma Fuentes, Tina Dominguez (fisio) Juan Carlos Gascó, Oscar Andreu y Toni Paterna (delegat). Abajo izquierda: Josevi Abad, Amancio Endrino, Victor Talamantes, Alex cabrera, Lluis Andreu, Carlos Algora, Vicente Beltrá “Xilano” y Antonio Endrino (auxiliar). También formaban parte de la plantilla Vicente Girona y Carlos Querol.

Juanan Endrino: “Aquella plantilla fue el fruto de la unión del filial del histórico Club Macer FS Playas de Castellón y nuestro Auto-Real. Un equipo mezcla de jóvenes de allí con unas insultantes ganas de comerse el mundo y los más veteranos de aquí con una competitividad y ganas de tirar del carro difíciles de volver a ver. Un éxito que se comenzó a fraguar la primera temporada. Los equipos en las ligas, siempre ponen de su parte para ser campeones, pero sólo gana uno y ese segundo año nos tocó a nosotros”.

Ramiro Flor: “Nuestro equipo venía de una fusión de veteranía y juventud. Mezcla de buenos jugadores de otras temporadas con la sabia nueva que aportaban los nuevos fichajes provenientes la mayoría del filial Playas de Castellón”. 

Alex Cabrera: “Era el segundo año del proyecto que se formó juntando el segundo equipo de Playas con Auto-Real, nos cambiaron de liga y nos pusieron junto a Valencia, Alicante y Murcia”.

Manu Martín: “Fue una temporada perfecta, un grupo de amigos que nos divertíamos jugando a este deporte, muy buen ambiente, fue un año inolvidable”.

Diego García: “Fue un año para el recuerdo, inmejorable. Un equipo en el que había una gran unión entre los jugadores, un ambiente en el vestuario buenísimo (pese a la diferencia de edad de la mitad del equipo que eran veteranos y la otra mitad que éramos bastante jóvenes) y ese buen rollo se notaba en el campo, que desde mi punto de vista fue clave.

Miguel Batalla: “Fue una temporada magnífica sobre todo porque nadie esperaba lo que podía ocurrir al final de temporada. Recuerdo el equipo que se hizo, donde se diferenciaba claramente la apuesta de continuidad y veteranía con la mezcla de la juventud e inexperiencia pero si de calidad. Hablando claro, por un lado gente experimentada como Alex, Vicente Beltrán, Amancio, los hermanos Óscar y Luis Andreu o Vicente Girona con otros menos protagonistas  que venian a reforzar la plantilla jovencísimos del filial de Playas y que sorprendieron como Gascó, Jorge Pellicer, Josevi Abad, Víctor Talamantes, Manu Martín, Diego García, Juanma Fuentes, Carlos Algora  en definitiva una incógnita saber cual seria el rendimiento”.

Aquella temporada, 2002/2003, aún terminando de una manera inolvidable no fue fácil. La primera vuelta fue complicada para la entidad vila-realense, que nunca llegó a estar en los primeros puestos de la clasificación. En la segunda vuelta Auto-Real se dispara, firmando unos números brutales. Es campeón a falta de una jornada, en un partido épico en Molina de Segura ante Plásticos Romero (5-6). Los vila-realenses se ganaban el derecho a jugar una histórica promoción de ascenso a Segunda División “A”

Miguel Batalla: “Comenzada ya la temporada, el equipo iba dando muestras de calidad pero como decía siempre su técnico Juanan endrino  habíaa que ser paciente  no se iba demasiado bien, ya que hasta el ecuador del campeonato parecíaa imposible pensar que el equipo podría quedar campeón. Y así fue, recuerdo que se hizo a la heróica con un sprint final de campeonato logrando conseguir; siete victorias de manera consecutiva y en la octava victoria se logró quedar campeón, fue en la pista de Plásticos Romero”.

Luis Andreu: “Fue una temporada muy rara la primera vuelta no pasábamos de la cuarta posición pero la segunda vuelta fue espectacular logrando ocho victorias consecutivas y en la penúltima jornada fuimos campeones”.

Manu Martín: “Hicimos una primera vuelta normal, donde acabamos quintos en la tabla. Al empezar la segunda vuelta hicimos un partido desastroso e hicimos una charla para corregir errores. A partir de ahí encadenamos una racha espectacular”.

Amancio Endrino: “Aquel año fue maravilloso, como un sueño, poco a poco íbamos ganando y creciendo, éramos una piña de equipo”. 

Luis Andreu: “Lo vivíamos de una forma normal hasta que vimos que era posible ser campeones, ahí ya empezó cada partido a ser una final”.

Diego García: “La segunda vuelta fue espectacular, ganando la liga en casa del Plásticos Romero, un campo dificilísimo donde hicimos un grandísimo partido”.

Ramiro Flor: “Nos mantuvimos en los primeros puestos toda la temporada y conseguimos el título en la penúltima jornada en Molina de Segura ante el Plásticos Romero con un ajustado 5-6 en el minuto final. 

Juanan Endrino: “Hubo dos momentos de clímax aquel año. El ganar la liga regular a falta de un partido en Molina de Segura, fue uno de ellos. Lo celebramos a lo grande todo el camino de vuelta. Inolvidable”.

 La promoción de ascenso emparejaba a Auto-Real Playas de Castellón “B” con el conjunto canario del Construcciones Atlético Crunaga. El partido de ida se jugaba en la Isla de Gran Canaria y el equipo vila-realense se traía después de un gran partido un empate de oro (3-3). Los de Juanan Endrino empezaron muy bien el partido, sin embargo fueron los locales los que se adelantaron por dos veces en el marcador, llegando al descanso con un injusto 2-0 en el electrónico. En la reanudación los vila-realenses tiraron de orgullo, de casta y buen juego, volviendo a ser superiores. Esta vez si se hizo la justicia y con los goles de Luis Andreu y Juanma, empataban el partido. No satisfechos con eso le llegaron a dar la vuelta al marcador (2-3). Los canarios no tiraron la toalla e igualaban el partido en los compases finales, dejando las espadas en todo lo alto para el partido de vuelta en Vila-real.

Miguel Batalla: “Recuerdo las caras de muchos como experiencia inolvidable, pensando que para todos era el partido mas importante de los disputados prácticamente en su corta historia, los miedos las preocupaciones la concentración etc..( aunque algunos habían jugado minutos en División de Honor). Para colmo  no pudo viajar el entrenador Juanan Endrino y la responsabilidad del banquillo cayó en un joven Jorge Mompó, además del cambio de pabellón de última hora que también preocupó y mucho a la expedición”.

Juanan Endrino: “Me perdí el partido de ida en Canarias, los jugadores creo que recuerdan ese viaje como lo mejor del año”. 

Ramiro Flor: “La anécdota gorda fue la del ahora actual presidente del club (Juan Antonio Endrino) y en esa temporada primer entrenador, que por algún motivo no pudo desplazarse a las islas y se perdió la gran fiesta. Eso sí, envió a su padre para controlarlo todo”. 

Luis Andreu: “Fuimos a jugar el partido de promoción a Canarias y aquello fue espectacular sobre todo después del partido”

Ramiro Flor: “Lo mejor de la temporada fue el play-off por el ascenso, que nos tocó contra el campeón canario, y para nosotros el desplazamiento fue como un premio a la fenomenal temporada realizada. El ascenso fue ya el premio completo”.

Manu Martín: “Viajamos a canarias a jugar el play-off de ascenso contra el Atlético Crunaga donde conseguimos un valioso empate (3-3). Nos lo jugábamos todo en casa. Sabíamos que no se podía fallar, y conseguimos un memorable 8-1”.

Alex Cabrera: “Aquella eliminatoria la viví personalmente como una oportunidad de dejar el club donde se merecía. Estábamos a un paso de hacer una gesta especial y no se escapó”.

Diego García: “No pude estar en el partido de ida al estar convocado con el primer equipo, pero si pude estar en el partido de vuelta en el Campió Llorens”.

Amancio Endrino: “El primer partido en canarias fue duro, pero ya vimos que podíamos ganar”.

Miguel Batalla: “No se empezó nada bien el partido, perdiendo el equipo por dos tantos a cero, aunque una magnifica segunda parte permitió que el partido se acabara empatando a tres y empezar a creer que se podía ya que se fallaron muchas ocasiones que podría haber dejado sentenciada la eliminatoria en la isla. A mi lado viendo el partido  el presidente Ramiro Flor lo tenia claro -tranquilo allí los machacamos- me dijo”.

Llegó el partido de vuelta. 7 de Junio de 2003. Vila-real y la provincia se volcaban con la histórica cita. El Pabellón Municipal Campió Llorens se llenaba hasta la bandera, no cabía un alfiler, muchos fueron los que tuvieron que ver el partido de pie. Todo estaba preparado, no se podía fallar. Los pupilos de Juanan Endrino fueron un autentico ciclón de principio a fin, reivindicando y reafirmando la superioridad ya mostrada en el partido de ida jugado en Canarias. Muy pronto se adelantaban los vila-realenses en el marcador gracias al tanto del “capi” Alex Cabrera en el minuto 4. Pero Construcciones Crunaga no se amilanó y en el 8′ igualaba el choque. Un tanto que a la postre se quedó en anécdota frente al juego local.

Antes del descanso aparecía nuevamente el “mago” Alex Cabrera para poner el 2-1 en el electrónico, mientras que Manolin anotaba el 3-1 gracias a un doble penalti. Con la ventaja clara a su favor los locales en la segunda mitad no bajaron el ritmo, con un Campió Llorens que llevaba en volandas a los suyos. La catarata de goles continuaba, Amancio Endrino marcaba el 4-1  en el 25′, el 5-1 llevó la firma de Josevi Abad. El 6-1 y el 7-1 eran anotados por un jovencisimo Diego García. Víctor Talamantes era el encargado de cerrar la cuenta, de rubricar el triunfo y el histórico ascenso con el 8-1. Auto-Real Playas de Castellón “B” era de Segunda División.

Miguel Batalla: “La fiesta estaba preparada para la vuelta y no defraudó. Desde los mejores días vividos en la época dorada  de Todagres que no se recordaba una sensación igual en el ya  desaparecido Campeón Llorens. Ambientazo, tensión, emoción demasiadas cosas juntas en juego y no defraudó, ¿cómo iban a defraudar?”.

Juanan Endrino: “Hubiéramos llenado tres o cuatro pabellones Campeón Llorens aquel día, ganar 8-1 en la vuelta fue un éxtasis”.

Ramiro Flor: “Fue algo inolvidable, el mejor recuerdo que tengo de todos mis años al frente del club”.

Amancio Endrino: “Fue más fácil de lo que creíamos, aquí en Vila-real fue un baño”.

Diego García: “Fue un sueño, conseguir el título y el ascenso en casa con toda nuestra afición y que no cabía ni un alfiler en el pabellón, habían personas de pie porque no podían sentarse, todos animándonos y al final ganamos el partido fue…mágico. Es algo que difícilmente podremos olvidar”.

Manu Martín: “Recuerdo estar antes del partido hablando con mis compañeros en la pista a puerta cerrada. Entramos al vestuario para cambiarnos y al salir a calentar, las gradas del Campeón Llorens estaban absolutamente abarrotadas de gente apoyándonos. Fue algo mágico. Tampoco se me olvidarán las palabras del capitán Alex Cabrera antes del grito de guerra, -¿habéis visto como está el pabellón? Así no podemos fallar-“.

Alex Cabrera: “Recuerdo el Campeón Llorens repleto de gente, un ambiente espectacular jamás visto, eso nos llevó en volandas. Recuerdo los dos primeros goles que fueron míos, como los celebré con toda la afición. Recuerdo al alcalde en el vestuario felicitándonos y a los entrenadores y directiva en la ducha. Fue todo muy especial”.

Juanan Endrino: “Me pasó algo muy curioso en el partido, debía yo andar muy concentrado. Tanto que uno de los colegiados en un saque de banda, se puso a mi lado y me dijo “Míster: relájate que ya lo tenéis”. Faltarían un par de minutos y ese fue el momento fue en el que de verdad me di cuenta de que sí, de que estaba hecho. Disfruté y viví con mucha emoción desde ahí hasta el final del partido. Lo recuerdo muy bien”.

Diego García: “Recuerdo antes de empezar, los típicos nervios del partido, por la importancia del mismo, por lo que significaba, por no defraudar a nuestra afición…hasta que salimos al campo y sólo piensas en el partido y en ganar”.

Miguel Batalla: “Desde el calentamiento que ya se intuía tener medio ascenso en el bolsillo donde el infernal ambiente hacia casi imposible ni poder narrar lo sucedido. Nada lejos de la realidad y recuerdo pronto el golazo del capitán alex  para encarrilar el ascenso, pero curiosamente el equipo canario empataba minutos después con una desafortunada jugada y gol en propia puerta . Nada más  que preocupara a los de Endrino que esta vez sí dirigió a su equipo. Con tres a uno se llegó al descanso, posteriormente y en la segunda parte llegaron los goles de Amancio, Diego (dos), Manolin y Víctor. Fue un vendaval azulón hasta llegar al justísimo resultado final de 8-1 haciendo claros méritos de quien era equipo de 2 división”.

Juanan Endrino: “Estaba muy de moda aquel año por un anuncio una canción y al irse acercando el final de temporada y viendo que estábamos ahí en la pomada, en los desplazamiento siempre alguien la ponía en el bus antes de bajar. Y bajábamos como motos. Aquel desgañitarse todos cantando era digno de verse. La canción decía, -“no me llames iluso, por tener una ilusión”. Ese fue nuestro himno desde que alguien lo sugirió”.

Manu Martín: “El lunes siguiente del partido desastroso que comentaba anteriormente, el míster nos reunió en la sala del material para dar una charla y corregir lo que no funcionaba. Después de la charla nos sorprendió con un ejercicio que consistía en tener fe y confiar en el compañero. Consistía en subirse en un montón de colchonetas que había preparado anteriormente, ponerse de espaldas, cerrar los ojos y decir “¡¿listo equipo?!” y el equipo respondía “¡¡listo!!”. En ese momento te dejabas caer en los brazos de los compañeros sabiendo que ellos te cogerían. Desde ese día encadenamos 13 jornadas seguidas sin perder un solo partido en los que, mientras nos preparábamos para salir al campo, alguien retomaba la pregunta de… “¡¿listo equipo?!” y la respuesta que ya conocéis era unánime… “¡¡listo!!”

Diego García: “Aquella temporada hubo muchas anécdotas, recuerdo un día acabando de entrenar, estábamos estirando y charlando, sobre todo unos cuantos que siempre éramos los últimos en ir a la ducha. Con lo que salió del vestuario un compañero (que no voy a decir su nombre) a por sus zapatillas que se las había dejado en el banquillo. Sin vergüenza alguna salió desnudo, no dándose cuenta que sobre el parquet estaba una mujer de la limpieza. Imagínate qué risas en ese momento (risas)”.

Alex Cabrera: “Yo recordaría un par de anécdotas. Teníamos a Toni que entre tantas cosas hacía de encargado de alquilar las películas para los viajes y no podía cogerlas más malas (risas) y no decirte cuando pedía los bocadillos para la vuelta de los partidos, no acertaba ninguno (risas). Después teníamos una fisio (Tina) muy profesional, además de guapa, todos tenían sobrecargas para que nos hiciera masajes (risas).

Luis Andreu: “Me gustaría acordarme de todos los compañeros que tuve aquella histórica temporada: Antonio Paterna, Ramiro Flor,Juanan, Mompó, Toni Paterna, Tina, Antonio Endrino, Gascó, Óscar, Pellicer, Josevi, Alex, Diego, Algora, Girona, Manu Martín, Vicente Beltrán, Amancio, Juanma y Víctor”. ¡Grande equipo!”.

Amancio Endrino: “Aquella temporada fue inolvidable y hubieron muchas anécdotas, pero no se pueden contar (risas)”.

Manu Martín: “Con tan solo 18 años poder formar parte de un equipo que es campeón de 1º nacional A y tener la posibilidad de jugar en división de plata al año siguiente era algo realmente ilusionante”.

Sin embargo toda  aquella alegría y emoción pronto se vería empañada por las primera informaciones, que apuntaban a las dificultades que comenzaba a tener el club para encontrar el dinero suficiente y abordar el ascenso de categoría obtenido de manera brillante sobre la pista. Después de días y día de tensión, reuniones y rumores, Auto-Real confirmaba lo que ya era un secreto a voces, la peor noticia posible, su renuncia a jugar en Segunda División “A”. Quedándose en la 1ª A Nacional (Segunda División “B”).

Ramiro Flor: “Fue un cumulo de sensaciones, en la misma temporada tuve el mejor y el peor recuerdo de todos mis años como presidente, desgraciadamente por el tema económico nos tocó renunciar al ascenso”.

Juanan Endrino: “Fue una lastima, no teníamos instalaciones ni dinero. Agotamos todas las vías, pero no pudo ser”.

Manu Martín: “Fue una lastima no conseguir patrocinadores con los que reunir el dinero para poder jugar en la categoría y seguir sumando momentos con el proyecto que se había formado”.

A pesar que finalmente no se logró certificar el ascenso en los despachos, la temporada 2002/2003 y el ascenso a Segunda División “A” ha sido y es a fecha de hoy, la gesta y la cita más histórica que ha vivido en sus 30 años Auto-Real MoldeAzul Villarreal CF. Esperamos y deseamos que se hayan podido emocionar al revivir esta increíble temporada como nosotros lo hemos hecho elaborándolo. Muchas gracias a los siete protagonistas del reportaje; Juan Antonio Endrino, Ramiro Flor, Amancio Endrino, Alex Cabrera, Diego García, Manu Martín y Luis Andreu, los siete magníficos. Gracias por vuestra atención y vuestras vivencias.

 

 

 

Attachment